Albóndigas de Pollo

  • Albóndigas en Salsa

  • Albóndigas con Tomate

  • Albóndigas en Salsa
    de Almendras

  • Albóndigas de Choco

  • Albóndigas Thermomix


  • "Albóndigas de Pollo"

    Albóndigas de Pollo



    En esta receta te enseñamos a preparar unas estupendas albóndigas de pollo, unas albóndigas muy sabrosas y fáciles de elaborar. La carne de pollo hace que estas albóndigas sean más ligeras que otras hechas con otro tipo de carne.

    Ingredientes:

    - 750 gramos de pechuga de pollo
    - Un huevo mediano
    - Una cebolla fresca
    - Dos dientes de ajo
    - Una latita de champiñones
    - Una cucharada de harina
    - Una copita de vino blanco
    - Pan rallado
    - Pimentón dulce
    - Pimienta
    - Aceite de oliva virgen
    - Laurel
    - Tomillo


    


    Preparación:

    Comenzamos a preparar estas albóndigas de pollo pelando y picando tanto la cebolla como los dientes de ajo, en trozos bien finos. Ponemos a calentar una sartén con un aceite de oliva virgen, y cuando esté bien caliente vamos a sofreír bien los trozos de cebolla y de ajo, a fuego medio y removiendo para que se hagan bien por todos lados. Cuando esté todo pochado, les echamos una cucharadita de pimentón dulce y después regamos con la copita de vino blanco.

    Dejamos que el vino se consuma a fuego lento durante unos minutos, y cuando se haya evaporado todo el alcohol añadimos un poco de tomillo y una hojita de laurel. A continuación echamos los champiñones laminados y dejamos que se vayan cocinando en la sartén a fuego suave durante varios minutos. Puedes usar champiñones enlatados o frescos, los que prefieras o tengas a mano, pero si puedes usarlos frescos te darán mejor sabor. Si son muy grandes, trocéalos un poco. Cuando estén tiernos los champiñones, retiramos del fuego y reservamos para después.

    Por otro lado pondremos la carne picada en un bol de tamaño adecuado, la salpimentamos bien y le agregamos el huevo y un par de cucharadas de pan rallado. Vamos a mezclar todos los ingredientes y terminamos amasando con las manos, con paciencia y durante un buen rato, para que la masa quede bien mezclada y bien densa. Vamos haciendo a continuación las bolas de masa, aplastándolas bien para compactarlas, y al acabar las pasamos por harina.

    Una vez hechas todas las albóndigas y las tengamos bien enharinadas, las vamos a comenzar a freír en una buena sartén con abundante aceite de oliva virgen bien caliente. Cuando las albóndigas estén bien fritas y doradas por todos lados, las dejamos escurrir en papel de cocina para que absorba todo el aceite sobrante y después las pasamos a la sartén en la que habíamos hecho la salsita. Dejaremos cocinar a fuego suave unos 10-15 minutos, para que las albóndigas vayan tomando el sabor de la salsa y después ya podemos servir estas ricas albóndigas de pollo.